Blog

Blog

Día Mundial de la Alimentación: relaciones entre cambios climáticos y sector agroalimentario

Publicado por Chiara Massolin 20/10/2016 sobre Cambio climático

Día Mundial de la Alimentación: relaciones entre cambios climáticos y sector agroalimentario

En el Día Mundial de la Alimentación, la FAO ha querido lanzar un mensaje global intitulado “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

El año 2015 ha marcado dos de los eventos más importantes para la comunidad internacional. Adoptando los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y el histórico Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, el mundo ha tomado conciencia frente a un doble desafío: cumplir con el objetivo mundial de lograr el Hambre Cero en los próximos 15 años y, al mismo tiempo, estabilizar las emisiones de los gases a efecto invernaderos y los efectos del cambio climático.

La celebración del Día Mundial de la Alimentación ha tenido el objetivo de poner en relieve este mensaje crucial señalando como los progresos realizados deben traducirse en la voluntad política de implementar los acuerdos establecidos con acciones concretas.

Si bien el cambio climático es solo un factor determinante de la pobreza y la inseguridad alimentaria, se prevé que sus repercusiones sean importantes. Para comprender la real complejidad de la temática es esencial considerar dos puntos clave que evidencian el vínculo y la relación entre cambio climático y sector agroalimentario.

INTERDEPENCIA ENTRE FACTORES

Si consideramos la vulnerabilidad de la agricultura al cambio climático, aun suponiendo los escenarios más optimistas que prevén un aumento limitado de temperatura media durante los próximos 100 años, la producción agrícola en todo caso será muy afectada con importantes consecuencias para la seguridad alimentaria [1]. Por otro lado, cada variación tanto cualitativa como cuantitativa en los trend agrícolas mundiales tienen impactos en volatilidad de los precios alimenticios en un escenario en el que, actualmente, una parte considerable de la población mundial está teniendo que hacer frente a la inseguridad alimentaria determinada por un sistema ineficiente de distribución de recursos. Asimismo hay que destacar que la agricultura todavía constituye el principal sector económico en la mayoría de los países en desarrollo que representa el 29% del producto interno bruto y proporciona empleo al 65% de la población en estas áreas [2].

MÚLTIPLES VARIABLES

La relación entre cambio climático, agricultura y recursos alimentarios, por otra parte, no se puede comprender si se aborda de forma aislada. Es necesario considerar una serie de otras variables, entre las cuales la más importante es el crecimiento demográfico y el aumento de la demanda de alimentos causados ​​por el crecimiento de población mundial y la mejora de las condiciones de vida en los países en desarrollo, lo que conducirá a un aumento del consumo.

En esta evolución del ecosistema global, los sistemas agroalimentarios deben adaptarse a los efectos del cambio climático y responder a las nuevas exigencias alimentarias. La asunción de responsabilidad colectiva, según también el último Estado mundial de la agricultura y de la alimentación 2016 de la FAO, pone en evidencia la necesidad de enfrentar estos objetivos ambiciosos de manera conjunta e interdependiente considerando una transformación radical de los sistemas alimentarios y agrícolas en todo el mundo hacia modelos más sostenibles e inclusivos.

 


[1] CCAFS, Agriculture, Food Security and Climate Change: Outlook for Knowledge, Tools and Action, Climate Change Agriculture and Food Security, Report No. 3.

[2] Meridian Institute (2011), Agriculture and Climate Change. A Scoping Report, Meridian Institute.

Fotografía de Alexandra Meleán.